sábado, 26 de noviembre de 2011

La naturaleza del bien y del mal


Como introducción vamos a decir que el bien es el ser y el mal es el no ser. Por tanto el ser, que es el bien sería el amor, la solidaridad, el compañerismo, lo justo,... . Mientras que el no ser, es decir, el mal, sería el hambre, el odio, la traición,... .
Pero necesitamos hacernos una pregunta sobre todo eso, ¿El bien y el mal tienen una realidad positiva, o existen solo como concepto?.
Hay dos posiciones para resolver estas preguntas, que son las siguientes:

-Posición realista: Esta se da en la tradición filosófica occidental. Podemos decir que el bien es una realidad existente, mientras que el mal es la negación del ser, es decir, el no-ser.
Según Platón, algo es bueno porque participa de una realidad eterna e inmutable, la idea del Bien. Esta es la idea suprema del mundo de las Ideas, pues es la fuente del ser y de la cognoscibilidad (comprensión o entendimiento) de todas las demás. Por el contrario, el mal no puede ser una idea, ya que implica ausencia del bien. El mal es algo indeterminado, asociado a la oscuridad y a la confusión.

-Posición nominalista: Viene de los filósofos analíticos del siglo 20.Niegan la existencia del bien y del mal como realidades objetivas independientes. Para los positivistas, los adjetivos bueno y malo no indican una cualidad natural de las cosas. Confunden la esencia de lo bueno con los efectos que producen en nosotros las cosas que consideramos buenas.

Es decir, para ellos decir que algo es bueno, expresan su opinión sobre algo deseable o conveniente.
Por lo tanto podemos decir que, desde la posición realista y según Platón, el bien es la idea principal de todas las idea ya que es la fuente del ser y del entendimiento del resto de ideas. Y el mal es nada, porque el ausencia del ser, el no-ser.
Y por otro lado la posición nominalista, que para ellos el bien y el mal no existen como realidades, solo como conceptos que se utilizan por conveniencia e interés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario